Noticias - 15/Mayo/00

LOGO

  
LLamadas locales: La caida del úLtimo reducto protegido en telecomunicaciones

Emilio J. González..Madrid

El Gobierno está a punto de terminar con el monopolio de Telefónica sobre las llamadas urbanas. La liberalización del bucle local será de gran ayuda en la lucha contra la inflación.

El monopolio de Telefónica en las llamadas locales tiene los días contados, y no van más allá del 31 de diciembre de 2000. El vicepresidente económico, Rodrigo Rato, anunció el viernes que el bucle local estará liberalizado antes de que concluya el año, una medida que formará parte del macropaquete de política económica que aprobará el Gobierno antes de que acabe mayo. El cumplimiento del objetivo de inflación del 2% no puede esperar mucho más.

El equipo de Rato estrena, de esta forma, los nuevos poderes conferidos por Aznar al Ministerio de Economía. Desde el 1 de mayo, este Departamento cuenta con la capacidad para regular, establecer y controlar las tarifas de los servicios telefónicos, una competencia que en la pasada legislatura estaba en manos de Fomento. Por tanto, Rato ya no tendrá que discutir con Francisco Álvarez Cascos sobre las tarifas o la liberalización del sector, como tuvo que hacer en la pasada legislatura con Rafael Arias Salgado, y podrá aplicar una política de competencia horizontal sin retrasos ni condicionantes. La liberalización del bucle local puede ser el primer paso.

Esta medida adquiere especial relevancia desde el momento en que la inflación subió al 3% en mayo, como consecuencia de la depreciación del euro frente al dólar. El Gobierno había estimado que la evolución del IPC presentaría un perfil descendente a partir de marzo o abril. Esta perspectiva, por ahora, se ha truncado. La liberalización del bucle local, sin embargo, puede dibujar un panorama de precios completamente distinto. Prueba de ello es que la apertura a la competencia de los demás nichos del mercado de las telecomunicaciones, junto con el inicio de la liberalización en los sectores energéticos, se ha traducido en importantes caídas de las tarifas tanto en España como en el conjunto de la UE. Así, las tasas de inflación en los Quince se situaron en mínimos históricos hasta que la fuerte subida del crudo y la depreciación del euro golpearon a los precios.

En este contexto, si bien con un euro algo menos debilitado, las previsiones del Banco Central Europeo indican que la subida de la inflación en los Once remitirá a lo largo del ejercicio gracias, en gran parte, a los procesos de liberalización del sector de las telecomunicaciones previstos en la UEM para este ejercicio o a los efectos de los desarrollados en los últimos años.

Esa apreciación de las autoridades monetarias del euro es igualmente válida para España. La ponderación de las llamadas telefónicas locales en el IPC es de las más elevadas del índice. Así, una rebaja de las tarifas locales del 20%, por ejemplo, puede suponer una reducción de la inflación de entre dos y tres décimas.

Una caída de precios de las llamadas urbanas de esa cuantía, o incluso superior, es perfectamente factible a tenor de la experiencia en otros campos de las telecomunicaciones, tanto en España como en los Quince. Aznar lo sabe. Por eso insistió tanto en la liberalización del bucle local en la UE durante la cumbre de Lisboa. Es la llave de la puerta de la sociedad de la información en los Quince.

Asalto La liberalización del bucle local implica también el asalto del Gobierno al último bastión proteccionista en el sector de las telecomunicaciones en España. Rato va a romper uno de los monopolios más simbólicos de la economía española, que se ha mantenido firme en los últimos años por la presión de Telefónica sobre los sucesivos gobiernos.

La compañía estaba obligada a soportar tarifas bajas, por razones sociales, un argumento que fue utilizado una y otra vez, con bastante eficacia en la última legislatura socialista, para frenar lo que luego se reveló inevitable: la liberalización del sector, en general, y del bucle local, en particular. El mercado está a punto de ganar una nueva batalla, una de las más difíciles y decisivas de cara al futuro.

REPRODUCIDO DE EXPANSION