Noticias - 17/Mayo/00

LOGO

  
Internet recha la "co-regulación"

El G-8 debate la criminalidad cibernética

Los industriales de Internet están dispuestos a cooperar con los estados para combatir contra el crimen en la Red, pero rechazan categóricamente cualquier "co-regulación" que, según ellos, podría conducir a transformarlos en auxiliares de Policía.

Varias grandes empresas de Internet han tomado la iniciativa, en la segunda jornada de la reunión organizada en Internet del G8 sobre crimen cibernético, aunando eficacia y respecto por los negocios.

La posibilidad de una "co-regulación" entre industriales y estados había sido aludida ayer por el primer ministro francés, Lionel Jospin, en la apertura de esta primera cumbre mundial sobre crimen en Internet.

Los grandes industriales, agrupados en el lobby 'Internet Alliance' respondieron hoy por la mañana con la publicación de un libro blanco que advierte claramente a los gobiernos contra la tentación de usar a sus profesionales en investigaciones judiciales.

Desconfianza empresarial

Este documento, en el que intervienen empresas como America Online, IBM, Deutshce Telekom, MCI WorldCom/UUNET o Microsoft, refleja una vez más la desconfianza de los industriales frente a los poderes públicos, que no creen todavía suficientemente competentes en materia de nuevas tecnologías.

Las empresas Internet se consideran las mejor preparadas técnicamente para combatir el crimen en Internet, y temen que una "co-regulación" les haga pasar por "auxiliares de Policía", según la expresión de un policía presente en la reunión de París.

"Resultado de su falta de experiencia y pericia en la lucha contra el cirmen en Internet, algunos servicios de Policía y justicia podrían estar tentados de contar con la industria para descubrir los actos criminales, detener a los autores, y ayudarles en sus investigaciones", manifestó Internet Alliance en este documento.

Para estas empresas, cada uno debe permanecer en su papel, si bien es cierto que la cooperación entre estados e industria debe ser indispensable. Así por ejemplo, las empresas proponen participar, de forma voluntaria, en la formación de policías y magistrados especializados en crimen informático.

Prudencia legislativa

Internet Alliance sugiere también que los poderes públicos mantengan la mayor prudencia para evitar intentar legislar para mejorar la lucha contra el crimen en Internet. Su libro blanco "anima a aplicar las leyes ya existentes antes de precipitarse para crear otras nuevas".

"Global Internet Project", otro grupo de 16 empresas usuarias de la Red (Sony, Fujitsu, Deutsche Bank) ha señalado, en un comunicado, principios similares a los de Internet Alliance y pide a los gobiernos responsabilidad, deteniendo y persiguiendo a los piratas de Internet. Estas empresas afirman "contar con los mecanismos del mercado para una autorregulación, antes que con la regulación de los gobiernos".

Esta posición claramente liberal de la lucha contra los criminales cibernéticos se encuentra ya presente en la posición de las delegaciones de Estados Unidos o Reino Unido. "Mucho se encuentra ya en la legislación actual", declaró ante la prensa, John Fennel, del Ministerio del Interior británico.

"Para Reino Unido la primera etapa es el diálogo entre industriales y Gobierno", subrayó Lorna harris, el jeffe de la delegación británica. La reunión del G8 (Estados Unidos, Japón, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Rusia) terminará mañana con la elaboración de una declaración sobre las conclusiones generales en materia de lucha contra el crimen cibernético.

REPRODUCIDO DE EUROPA PRESS