Noticias - 04/Mayo/99

LOGO

  

La firma electrónica estará regulada este mes de mayo

El Gobierno español está decidido a adelantarse a los países occidentales en la implantación de la denominada "firma electrónica", una especie de tarjeta de crédito personal que servirá de documento de identificación a la hora de pagar impuestos y realizar gestiones administrativas a través de Internet, eliminando los tiempos de espera en ventanillas y la ancestral burocracia.

Para poder emplear esta tarjeta hará falta un lector especial conectado al ordenador que saldrá al mercado a unas 7.000 pesetas y que en un futuro algunos fabricantes lo incorporarán directamente al
equipo. La firma digital, que se desarrolla bajo el "Proyecto Ceres", dirigido por la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre (FNMT), con la participación de varios ministerios, es, junto al ADSL, la gran apuesta del Gobierno Aznar "para situar a España a la cabeza de la sociedad de la información", como señalan a este periódico fuentes gubernamentales.

La redacción de la normativa que regulará la firma digital está prácticamente concluida, y, de hecho, se espera que en esta primera quincena de mayo salga publicado en el BOE el Real Decreto que lo
regula. La tarjeta-documento de la firma electrónica se expenderá por parte de entidades certificadoras, como bancos e instituciones, que designará el Gobierno. Estará basada en el concepto clave pública-clave privada, al igual que la que rige en documentos encriptados y en la mayoría de pagos a través de comercio electrónico.

REPRODUCIDO DE LA BRUJULA