labruju1.gif (2970 bytes)

El Comentario del Día - N º 182

Por Mikel Amigot

¿EN QUÉ PAíS VIVIMOS?

El Ministro Arias Salgado hizo ayer historia en el Congreso de los Diputados. Dijo que hoy en España ya se aplica la tarifa plana en las pymes, los centros educativos y universidades y los hospitales, “sólo faltan los usuarios residenciales”. El despacho difundido, a media tarde, por Efe, el único medio que dio noticia del hecho, no dejaba lugar a dudas: “Arias Salgado dice que ya se cumple el acuerdo del Congreso acerca de la tarifa plana”. Por si nos habíamos equivocado de país, algunos compañeros de la prensa hablamos cruzamos llamadas entre nosotros. La conclusión fue que “eran cosas del Ministro”. “Arias, ya se sabe; apenas no se entera de lo que sucede”. Por si acaso releímos la nota de Efe, que decía textualmente así:

“Arias Salgado respondió a una pregunta del diputado socialista Alfredo Pérez Rubalcaba sobre las iniciativas llevadas a cabo por el Gobierno para cumplir el acuerdo del Congreso de los Diputados acerca de la tarifa plana para los usuarios de Internet. El ministro indicó que las pequeñas y medianas empresas (pymes) ya cuentan con la tarifa plana, y matizó a los centros educativos, en los que existe acceso gratuito hasta finales de 1999, se les aplicará esta tarifa después de esa fecha. Recordó que las universidades también se benefician de este tipo de acceso a través de la conexión a la Red, así como los centros hospitalarios. Arias Salgado justificó que los usuarios residenciales aún no tengan la tarifa plana “porque la red telefónica no está
diseñada para ello, y se congestionaría”, como sucede en los únicos tres países del mundo en donde se aplica esta modalidad a todos los usuarios: Estados Unidos, Hong Kong y Nueva Zelanda. Sin embargo,
precisó que ya se gestionan planes de importantes descuentos para estos usuarios de Internet”.

Fue un día glorioso para Fomento, pues, también por la tarde, la agencia de noticias “Europa Press” difundía alguna conclusión del informe elaborado por la Comisión formada por Fomento, Telefónica, Retevisión, las asociaciones empresariales del sector, los colegios de ingenieros y la AUI. Esta comisión se había reunido el 1 de octubre, y en poco menos de mes y medio ha llegado a conclusiones clarividentes, en la línea del Ministro: “una tarifa plana puede provocar problemas de congestión de red”, lo cual exigiría una necesaria readaptación de la red telefónica y las consiguientes inversiones en infraestructuras.

Además, “la tarifa plana sólo resultaría atractiva para menos del 13 % de los usuarios, ya que la mayoría de los que utiliza Infovía, el 87,4 %, gasta menos de 2.800 pesetas al meses, con lo que ­ojo al descubrimiento, que tiene miga­ la aplicación de un precio superior no atraería a la mayor parte de los internautas”.

Con tanto sabio, lo mejor es pedir asilo a Nueva Zelanda, por citar el país más alejado de los expertos ministeriales. Allí probablemente entiendan que hay que invertir cuatro duros en una red en condiciones, o si hay pocos usuarios, es porque no puede haber más con las actuales tarifas. El contrapunto del día lo puso la directora para Europa de Yahoo, Fabiola Arredondo, que ayer presentó el buscador para España. La directiva, que es la jefa directa de Noelia Fernández, entrevistada el martes en LaBrujula.Net, dijo ante un auditorio del todo Internet en Madrid: “Aplaudimos las iniciativas de huelga y las protestas porque reflejan el sentir de la Red”. La frase, entremezclada en un discurso de quince minutos, que versaba sobre la estrategia, las ideas
y los sorprendentes resultados de Yahoo sonó como un aldabonazo en la conciencia de los gestores de sitios web que, a cambio de unos cuantos banner y páginas de publicidad de la operadora dominante, se han
olvidado que se lo deben todo a la Red.

Como su manifestación resultó sorprendente, este cronista trató de cerciorarse de si esta “chief Yahoo”, nacida en Norteamérica, se había equivocado de país, y le entregó una pegatina que tenía a mano sobre
la tarifa plana, en una especie de experimento malévolo. La chica la examinó, la leyó con atención, la despegó y se la plantó en la solapa. Poco después subió al estrado con el adhesivo. ¡Era la única en la
sala de presentación con el eslogan reivindicativo!. Recogimos, cómo no, la instantánea (disponible en la página de LaBrujula.Net) y, más tarde, hablamos con ella:

­ Lo que encuentro frustrante en España ­nos dijo­ es la calidad de acceso, que es muy pobre, y, además, cuesta mucho dinero. Aplaudimos todo lo que están haciendo los internautas, con huelgas y protestas.
Una vez que estos problemas se solucionen, el mercado de Internet estallará en España.

Sí, pero no parece que nos hagan mucho caso...
­ Es importante seguir con la protesta, porque acabarán dándose cuenta. Sucede también que en este país apenas hay competencia entre empresas. Hay pocas “emerging companies”. ­respondió.

Pero, ¿es realista aspirar a la tarifa plana?
­ ¡Claro! Serviría de ejemplo a los países europeos, donde existen problemas similares, aunque la calidad de acceso es de más nivel. A mí me encantaría que la tarifa plana saliera de España; esto me daría mucha alegría.

Yahoo dixit. Aunque sólo sea por la rentabilidad tan salvaje que ha generado Yahoo en cuatro años, aquellos que no entienden otro lenguaje que no sea el dinero deberían escuchar al número uno.


© Mikel Amigot / 12 Nov 98 /