Stop censura



cabecera.gif (3314 bytes)

Los senadores critican a Telefónica por las tarifas sobre Internet

JAUME ARÁJOL, Madrid
Todos los grupos políticos representados en la comisión de Internet del Senado manifestaron ayer su contrariedad ante la postura expresada por el representante de Telefónica, Guillermo Fernández Vidal. Éste restó importancia a las críticas y demandas recibidas desde la comunidad de internautas.

En su comparecencia, Fernández Vidal repitió que la tarifa que se aplica en Gran Bretaña es 2'5 veces más cara que la de España y es el doble en Francia o Alemania.

Los senadores señalaron que lo que se debatía no era una bajada de precios, sino el asegurar el acceso universal a la red sin discriminaciones de carácter económico. El portavoz del PSOE, Josep R. Mòdol, destacó que "Telefónica no se ha dado cuenta de que está haciendo una política comercial nefasta para sus intereses, adoptando esta postura de intransigencia cuando está tan cerca la liberalización del mercado en este sector; con esta política de corto plazo, ha dilapidado el prestigio ganado en los últimos años".

Pedro L. Calvo Poch, senador del PP, recordó que "aunque Telefónica no es una empresa pública, sí que ofrece un servicio público". Ese aspecto fue destacado por el resto de senadores, que subrayaron la necesidad de adecuar económicamente los servicios telefónicos a los nuevos retos que crea la sociedad digital.

En su intervención, Víctor Domingo, presidente de la recién creada Asociación de Internautas, presentó la propuesta de precios de su asociación, que consiste en una tarifa plana de acceso a la red las 24 horas por 3.000 pesetas al mes; otra que permita conectarse de 8 a 20 horas por 2.000 pesetas; una tercera que cubra de 20 a 8 horas con un coste de 1.000 pesetas al mes; y la posibilidad de que los que no quieran acogerse a ninguna de éstas puedan conectarse a 50 pesetas/hora.

Esta asociación, que se encuentra a la espera de que Telefónica le cite para negociar, ha convocado una manifestación para el próximo 7 de diciembre en Madrid.

http://www.elpais.es/