Stop censura



   Noticias - 20/Octubre/99

LOGO

  

Mañana jornada de protesta contra el espionaje de Echelon

El programa norteamericano rastrea las comunicaciones mundiales

Rosa Townsend

El día 21, la comunidad internauta propone un envío masivo de correo electrónico que incluya palabras como bomba o presidente para dar trabajo inútil al programa de espionaje norteamericano Echelon. Este programa, cuya existencia no reconoce EE UU, rastrea las comunicaciones en busca de mensajes subversivos o delictivos. Para ello, sus máquinas detectan palabras clave y analizan el remitente.

La agencia de espionaje más grande, secreta y moderna del mundo, la National Security Agency (NSA) de Estados Unidos, opera en la red de espionaje más grande, poderosa, clandestina y preocupante en la historia de la humanidad. Se llama Echelon y tiene capacidad para interceptar las conversaciones telefónicas, los fax y las comunicaciones electrónicas del planeta, incluidos los envíos por Internet. El rastreo se realiza desde varias estaciones alrededor del mundo, principalmente situadas en EE UU, el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Canadá, países que forman la alianza UKUSA bajo el mando de Washington, que mantiene la única llave de acceso a toda la información, mientras que la del resto es parcial.

Desde esos puntos geográficos, los analistas monitorizan diariamente a través de los superordenadores de la NSA millones de comunicaciones -por satélite, redes de tierra o cables submarinos, por radio o microondas- con las que luego abastecen al centro de procesamiento en Fort Meade, estado de Maryland, sede central de la NSA.

Según Nicky Hager, autor del libro más completo sobre el tema, Secret power, el sistema de espionaje funciona mediante tecnología de reconocimiento de la voz y de palabras clave, conocidas como el Diccionario Echelon, que puede incluir nombres propios, teléfonos, direcciones o frases con vocablos específicos, como bomba, ataque terrorista, Naciones Unidas o Casa Blanca. Las listas de palabras las seleccionan en función de las "categorías de interés". Cada categoría tiene un código numérico de cuatro dígitos. Por ejemplo, 8182 puede ser para mensajes con tecnología cifrada desde las embajadas y el 3765 identifica comunicaciones políticas desde Irak o sobre ese país.

A cada código se le asigna una lista de entre 10 y 50 palabras. Por las mañanas, los analistas de inteligencia miran el número de mensajes interceptados en las categorías que cada uno tiene asignadas y a partir de ahí seleccionan los que creen que contienen información importante. Si no están en inglés, los ordenadores los traducen al lenguaje estándar de la inteligencia de Echelon. Los mensajes registran también la fecha, lugar, emisario y destinatario.

Las estaciones situadas alrededor del mundo envían sus informes a la central de la NSA y se quedan con una copia de los que les interesan. Pero ninguna sabe los que otras estaciones enviaron a la NSA, a menos que tenga que ver con su área de cobertura. Según el ex espía Mike Frost, que desertó de la agencia de inteligencia canadiense Communications Security Stablishment (CSE), los superordenadores de rastreo de conversaciones de la NSA se llaman Oratory. El nombre del procedimiento de las escuchas telefónicas es Mantis, y el de los fax, Mayfly. El tráfico de Internet se intercepta a través de las llamadas "capas de transporte", ha explicado John Pike, analista de seguridad de la Federación de Científicos Americanos. A diferencia de otros sistemas de espionaje electrónico desarrollados durante la guerra fría, Echelon está diseñado para espiar fundamentalmente objetivos no militares.

Pero ha habido excepciones, como la guerra del Golfo, en 1991, que se espió desde la estación británica F83, en Menwith Hill, la más grande del mundo, con más de 1.400 agentes que trabajan en una instalación de 560 acres al norte de Yorkshire. Desde Menwith Hill operan, entre otros, tres satélites espías codificados con los nombres Vortex, Magnum y Orion.

Wayne Madsen, autor de El palacio de rompecabezas y uno de los principales expertos del mundo en seguridad electrónica, ha descrito otro incidente político-militar. El 21 de abril de 1996 el líder checheno Dzokhar Dudayev murió asesinado por dos misiles rusos que destruyeron su cuartel mientras él hablaba por su teléfono móvil con Moscú acerca de posibles negociaciones de paz. Madsen sostiene que Rusia contó con la ayuda de EE UU a través de la red Echelon para interceptarlo, en unos momentos en que Occidente estaba interesado en mantener a Yeltsin en la presidencia y afianzar la seguridad de un conducto de petróleo que cruzaba Chechenia y que era propiedad de un consorcio occidental. Esta teoría también la apoya otro experto en seguridad, Martin Streetly, editor de Jane's Radar and Electronic Warfare Systems. Pero EE UU ni siquiera reconoce que exista Echelon. La información disponible se desprende de las revelaciones de ex espías, de la labor de periodistas de investigación como Hager o Duncan Campbell y de los documentos de dos demandas en los tribunales de agentes contra la estación F83.

A nivel oficial, la única constancia de las operaciones de Echelon es un extenso informe de la Unión Europea de comienzos de este año titulado STOA, que detalla gran parte del funcionamiento y que ha hecho sonar las alarmas internacionales. La clandestinidad en la que opera Echelon ha sido denunciada en numerosas ocasiones por el potencial de abuso que comporta. La violación de la intimidad y de la soberanía son los dos principales peligros.

El ex espía Frost dice haber dirigido investigaciones de ciudadanos norteamericanos y británicos a petición de sus países, que por ley no pueden espiar a sus propios ciudadanos.

Otro ejemplo fue el que denunciaron dos ex espías británicos en el periódico London Observer en 1992, respecto al espionaje de rutina que les obligaban a realizar sobre Amnistía Internacional y las organizaciones Ayuda Cristiana y Greenpeace. Y también salió a la luz en el juicio de las demandas de la empleada Margaret Newsham y de dos manifestantes que habían irrumpido en Menwith Hill y fueron acusados ante los tribunales. Durante el juicio, se admitió que en Menwith Hill había instalada fibra óptica de alta capacidad que podía mantener 100.000 llamadas simultáneamente, muchísimos más números que los asignados a esa estación.

Un documental al respecto fue aireado en 1993 por la BBC de Londres. Técnicamente, la función de la NSA es "monitorizar las comunicaciones en el extranjero", pero también tiene autoridad para interceptar las que se originan o acaban en EE UU.

Pero los documentos sobre su creación y sus funciones nunca se han hecho públicos. Sólo se sabe que es mucho más grande y secreta que la CIA y que su presupuesto es gigantesco.

John Pike, el analista de seguridad de la Federación de Científicos Americanos, piensa que la NSA y sus asociadas operan en un área gris del derecho internacional. "Es muy difícil de imponer limitaciones a la NSA porque creen que la intercepción es una labor justificada". El acuerdo UKUSA forjó en 1948 una alianza secreta entre cinco países -EE UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda- para dividirse las tareas de espionaje en las distintas áreas del planeta.

La NSA creó Echelon en torno al año 1980 a partir de una red que integró 52 sistemas de computadoras alrededor del mundo.

Palabras clave

Mercè Molist

"Cada vez que envías una carta electrónica que contiene palabras clave, como revolución, los ordenadores de Echelon lo registran. Si lo haces regularmente, se te señalará para un seguimiento humano". Así describe un prominente grupo de hacktivistas la función básica de Echelon y también su punto débil, que han decidido explotar. Para ello, están haciendo una llamada planetaria a "provocar un enorme sobreesfuerzo a Echelon", en una especie de mailbombing (envío masivo de correos) realmente original: piden que el próximo 21 de octubre, como protesta contra el espionaje, todo el mundo escriba y envíe al menos una carta electrónica en la que aparezca alguna de las palabras de la lista secreta de Echelon. "No importa si el texto es coherente o no, sólo debe haber palabras que suenen lo más subversivas posible". Este tipo de sabotaje se practicaba ya desde que se conoció Echelon, pero sólo entre los más concienciados.

REPRODUCIDO DE CIBERP@IS


Participa en la protesta

Sorprendido por la información publicada por Ciberp@ís, Jesús Parras, webmaster de La Casa de Jara y miembro de la Asociación, ha incluido en su página una sección dedicada al tema y propone un texto para participar en la protesta. Es tan sencillo como copiarlo y enviarlo al menos una vez a cualquier amigo Internauta.

Sr. PRESIDENTE de la Comunidad:

Le escribo para decirle que la BOMBA del agua se encuentra ATACADA por el óxido, por tanto sería conveniente CAMBIAR EL ESTADO de situación de la misma.

También quisiera informarle que la CASA BLANCA no está, sino -muy al contrario- la fachada presenta un ESTADO lamentable.

Además la puerta de entrada al garaje -(la que no se USA)- está rota y, para abrirla, es PRECISO DAR UN GOLPE DE MANO.

Convendría igualmente fumigar los DEPOSITOS puesto que según dice la vecina NORTEAMERICANA que vive en el 2º ha visto roedores que causan el TERROR entre la POBLACION infantil del vecindario.

Sería conveniente hablar con los padres del niño del 5º porque se pasa el dia con la PISTOLA de agua, mojando a todos los vecinos.

Y, por si fuera poco, su hermano pequeño le CONTRA-ATACA con su MISSIL de plástico y su LASSER de goma espuma.

Aquello se convierte en un POLVORÍN juvenil y arrojan por las ventanas todos los juguetes BÉLICOS, tales como TANQUES, FUSILES, HELICOPTEROS, PORTAVIONES, SUBMARINOS, etc. etc. Y hasta alguna que otra BOMBA ATÓMICA.

Para terminar, recordarle que el domingo se casa la del 4º con su novio que es MILITAR, por si estima conveniente se decore la escalera.

Nota final: Le ruego haga copias de este escrito, ("ECHELON" al correo) y lo haga seguir a todos, por si alguien nos vigila. Gracias.

Ah. y si no sabe de qué va la cosa visite www.inforvip.es/jara/masheespi.html para enterarse.

Un afectuoso saludo de Jesús Parras
Webmaster de la Casa de Jara
http://www.inforvip.es/jara/index.html

En Málaga, a 17 de octubre del 1.999