Elecciones UE 2019, NO al articulo 13



   Noticias - 03/Septiembre/99

LOGO

  

Internet cumple 30 años con un futuro ilimitado

Rocío Ayuso (EFE)

Los Angeles (EEUU).- Internet ha cumplido 30 años desde que comenzase a desarrollarse con fines militares en 1969 sin que haya dudas de que la red de comunicaciones entre ordenadores será uno de los ejes del desarrollo del próximo siglo.

Creada como un instrumento del ejército estadounidense para descentralizar su sistema de comunicaciones ante los temores generados por la «Guerra fría», Internet se ha convertido en un medio de comunicación cuyo uso es cada vez más imprescindible en la vida diaria en tiempos de paz.

Gracias a la red se han creado nuevas empresas, se han mantenido viejas amistades, es posible encontrar tratamiento médico o simplemente comprar ese juguete que uno añoraba desde la infancia.

«Nunca pensamos que iba a ser tan importante. Estábamos contentos por nuestra investigación pero nunca me pude imaginar que mi madre de 93 años iba a utilizarla», confesó a EFE el profesor Leonard Kleinrock, padre del invento que ni tan siquiera pudo inmortalizar el momento por falta de una simple cámara de fotos.

A pesar de la importancia de esta red de comunicaciones no hay nada de extraño en su ausencia de los hechos más destacados de la década de los 60. Si bien la primera comunicación entre dos ordenadores tuvo lugar hace treinta años, el invento no pasó de ser un avance tecnológico apenas notado fuera de los círculos académicos o del departamento de defensa, que quería conocer el resultado de su importante inversión económica.

«Nadie podía anticipar el éxito de la red de Internet hasta hace unos seis años», describe Kleinrock, por poner una fecha a uno de los usos más revolucionarios en el campo de las comunicaciones.

En la actualidad existen páginas en Internet para los centros educativos, para conseguir películas piratas, para realizar investigaciones sobre el cáncer o para lograr la libertad del actor Robert Downey Jr, entre otras utilidades.

La dirección electrónica de un usuario es un elemento tan imprescindible en una tarjeta de visita como un teléfono. Al menos en Estados Unidos. «Nadie puede anticipar el futuro de la red pero tiene todo un mundo de posibilidades por delante. Desafortunadamente su desarrollo es más lento en aquellos países que no hablan inglés», señaló Kleinrock.

En el caso de Latinoamérica, la barrera idiomática puede frenar tanto el avance de esta forma de comunicación como la falta de recursos económicos aunque Kleinrock se mostró optimista en el futuro de su «creación» como red global, capaz de superar estos obstáculos.

En este espíritu triunfal, el 30 cumpleaños de la internet reunió esta semana en su lugar de nacimiento, la Universidad de California de Los Angeles (UCLA), a algunos de los padres de este medio así como a aquellos que han convertido la red en lo que es hoy en día.

Junto a Kleinrock estuvieron los profesores Vinton Cerf, Robert Kahn o Lwrence Roberts, todos ellos bajo el epígrafe de padres de internet e interesados en cruzar nuevas fronteras con este medio de comunicación.

Esta es la razón por la que Kleinrock ha creado la firma Nomadix, que facilite el acceso a Internet de aquellos que no quieren sentirse atados a su lugar de trabajo y prefieren el sentimiento de nómadas del ciber-espacio que les da la entrada a la red desde cualquier lugar, ya sea un hotel, un avión o la parada del autobús.

Además le cantaron el cumpleaños feliz sus principales jugadores, firmas como America Online, Intel o Microsoft que dominan sus respectivos mercados y han facilitado la presencia de este medio de comunicación entre el usuario de la calle.

Otras firmas como Geocities, Stamps.com, Inktomi o Earthlink también participaron de este ambiente festivo, celebrando a la vez su propio éxito, todas ellas con una fuerte presencia en el mercado bursátil pero cuya existencia no hubiera sido posible si no fuera por Internet, que ha cambiado los hábitos de compra.

En cuanto a la barrera idiomática, aunque el uso de internet sea más fácil para aquellos que dominen el inglés Kleinrock no cree que esto suponga una traba para el futuro de la red.

«Todavía recuerdo que nuestro primer contacto entre ordenadores con un texto tenía que decir "log on" (conexión). Pasó la "L", pasó la "O" y el sistema colapsó. Podríamos decir que "lo" fue la primera palabra aunque prefiero pensar en el sonido de estas letras en inglés, "hello", hola, su primer saludo», recordó.

REPRODUCIDO DE LA VANGUARDIA