Noticias - 28/Septiembre/99

LOGO

  
Rechazadas en el Congreso las propuestas de tarifa plana

PP y CiU rechazaron las proposiciones no de ley de PSOE e IU

PEDRO DE ALZAGA

MADRID. El Congreso rechazó ayer dos proposiciones no de ley a favor de la tarifa telefónica presentadas por PSOE e Izquierda Unida. Ambos grupos parlamentarios acudían a la cámara baja casi un año después de que se aprobara la proposición no de ley que abrió el paso a la tecnología ADSL, y ambos grupos coincidían en que esta tecnología no había respondido a lo aprobado entonces por el Congreso: ni su precio es asequible, pues según aseguraron los diputados sobrepasaría las 10.000 pesetas, ni hay garantías de que llegue a todos los ciudadanos.

El diputado socialista Alfredo Pérez Rubalcaba subió al estrado para proponer una tarifa plana telefónica de 2.000 pesetas al mes; y su homólogo en IU, Felipe Alcaraz, presentó otra propuesta de precios que en ningún caso superaban las 3.000 pesetas mensuales. Asimismo, pidió que se aprobara la gratuidad del acceso a Internet para universidades, hospitales y ONG.

Contraoferta

Pero la sorpresa de la jornada vino de la mano de CiU. En anteriores ocasiones, los convergentes habían rechazado una de las dos proposiciones no de ley de tarifa plana llevadas al Congreso. En esta ocasión, el diputado Jordi Jané presentó una oferta que aseguró que tendría el apoyo de toda la cámara: una tarifa plana transitoria a un precio orientativo de 5.000 pesetas en horario diurno y 1.000 pesetas en horario nocturno. «No vamos a regatear», aseguró Jané, «Es una oferta de consenso y de ustedes depene [refiriéndose a PSOE e IU] que podamos dar una buena noticia a los internautas esta tarde».

La oferta sembró el estupor en Rubalcaba y Alcaraz, que comenzaron a discutir con Jané en los escaños las condiciones para poder dar luz verde a la proposición. No se llegó a un acuerdo: ninguno de ellos aceptó que la tarifa fuera «transitoria» ni que el precio fuera «orientativo», argumentando que si no se fijaba un máximo, podría incrementarse sin control, como había sucedido con la tarifa plana a través de ADSL.

Mientras tanto, el diputado del PP Tomás Burgos defendió la tarifa plana a través de ADSL y la liberalización del mercado de las telecomunicaciones llevada a cabo por el Gobierno. El popular terminó su intervención asegurando que lo que pedían las proposiciones no de ley ya estaba en marcha y llamó «cuatreros» a los diputados de Iu y Psoe, lo que provocó una protesta forma del portavoz de estos últimos, pese a que el diputado asegurara que se traba sólo de un «recurso retórico».

Por segunda vez en esta legislatura, el resultado de casi una hora de debate sobre la tarifa plana telefónica arroajaba un resultado negativo: 154 votos en contra y 133 a favor.

En los pasillos del Congreso, los diputados valoraron desigualmente el resultado. Para Alfredo Pérez Rubalcaba, la proposición de CiU respondía al «electoralismo» y tanto él como Felipe Alcaraz aseguraron su intención de presentar una nueva propuesta. Por su parte, Jordi Jané lamentó que su proposición hubiera sido rechazada y aseguró que intentaría encontrar un texto aceptable por todos los partidos.

REPRODUCIDO DE DIARIO DEL NAVEGANTE