Archivado en Noticias, Privacidad

La precaución en Internet, clave para navegar seguro y sin poner en peligro la privacidad


Aunque Internet es un buen canal donde informarse y entretenerse, una exposición demasiado abierta a la Red también tiene sus riesgos, sobre todo si el internauta se trata de un menor de edad. Uno de los peligros más comunes se da cuando el usuario pierde la privacidad de sus datos en Internet, que pueden acabar en manos de cualquiera y acarrear en consecuencias desagradables.




Portaltic/EP.- Como en muchos otros aspectos la mejor forma de ahorrarse sustos es previniendo antes de curar. Por ello, la Asociación de Internautas ha compartido varios consejos que seguir para no poner en peligro la privacidad a la hora de navegar por Internet.
PRECAUCIÓN AL EXPONERSE

   Como recuerdan desde la Asociación, Internet retiene todo tipo de rastro: nombres, direcciones, teléfonos, fotografías... Esto quiere decir que cualquier tipo de información que se sube puede ser rastreada si se sabe cómo hacerlo, por lo que lo mejor es actuar con precaución y pensárselo dos veces antes de compartir cualquier tipo de información en las redes sociales o en Internet en general.

   Esto implica que lo que se dice y se publica en Internet no se queda ahí. La Red es paralela a la vida real, no ajena, por lo que lo que sucede en ella suele tener un reflejo directo en el ámbito personal y físico de los implicados, ya sea en un sentido positivo o negativo.

Por otra parte, la precaución es algo vital en Internet pero poco puesta en práctica por los usuarios. Internet es básicamente una red que pone en contacto a millones de personas, y en muchas ocasiones, como apuntan desde la Asociación de Internautas, se desconoce quién está al otro lado de la pantalla.

Los usuarios tienden a confiarse y revelar información ante alguien a quien no ven, pero desconocen que esto puede llegar a ser peligroso. Aquí la cautela vuelve a ser un elemento clave, por lo que la Asociación recomienda desconfiar en Internet de lo que haría desconfiar en la calle.

Internet es básicamente un canal de información, pero esto a veces no se cumple. Hay ocasiones que lo que leemos no es útil, y en otros casos lo que nos muestra la pantalla es algo completamente falso. Por ello siempre hay que desconfiar, verificar y contrastar para no caer en una posible trampa, y en caso de los menores, deben preguntar a un adulto antes de actuar.

CUIDADO CON EL CIBERCRIMEN

   Internet no nació como un medio para la ilegalidad, pero es una herramienta que puede ser utilizada muy fácilmente para cometer crímenes y delitos. La gran mayoría de estos ataques viene de un origen incierto, por lo que es vital prestar atención a lo que llega a través de las redes y desconfiar de lo desconocido.

En este sentido, gran parte de los delitos relacionados con Internet son estafas, debido a lo fácil que es mover y manejar el dinero en este canal. La precaución vuelve a ser importante, pues se recomienda desconfiar de los envíos de dinero que no pasan por una entidad bancaria o una administración pública estatal, así como realizar transacciones solamente con la seguridad de un banco.

Y en caso de que el usuario ya haya tenido una mala experiencia con su privacidad en Internet, se deben conocer los diferentes canales de actuación para resolver el problema. Existen leyes que castigan las actividades ilícitas en la Red, y también hay leyes que protegen a sus usuarios de una mala utilización, especialmente cuando afecta a sus derechos fundamentales como la intimidad o los datos personales. Por ello, si el usuario se convierte en víctima, lo mejor es denunciar ante las autoridades.


pdfprintpmail