Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt


Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

PP rechaza regular el uso del correo electrónico en las empresas


El Partido Popular rechazó hoy una propuesta socialista para instar al Gobierno a que se regule el uso del correo electrónico en las empresas, al considerar que se debe esperar a que lo haga previamente la Comisión Europea.





(EFECOM) .- Durante el pleno de la Cámara Alta, la senadora popular Mercedes Coloma explicó que es "más prudente" esperar a que se regule en el ámbito europeo y que, mientras tanto, se opte por la elaboración de códigos de buenas prácticas en los convenios colectivos.

Ya en agosto del 2001 la Unión Europea inició los trámites, a través de consulta pública, para elaborar una directiva que regule de forma armónica el uso del correo electrónico en las empresas, según apuntó la senadora, quien aseguró que estará aprobada en 2004 ó 2005.

"Es mejor esperar a que en Europa se estudie sosegadamente y en profundidad" este asunto, para luego aprobar alguna normativa "no vaya a ser que luego haya que dar marcha atrás", explicó.

Sin embargo, el resto de los partidos políticos representados en el Senado apoyaron la iniciativa socialista de que se regule el uso del correo electrónico en las empresas, con el propósito de fijar por un lado criterios sobre la validez jurídica de las comunicaciones entre empleados y, por otro, determinar los límites al uso de este sistema por los trabajadores y a su control por parte de los empresarios.

Los representantes de los grupos de la oposición apuntaron que no es necesario esperar a la Unión Europea, porque el mercado laboral cada vez es más dependiente de las nuevas tecnologías y progresivamente se generan más problemas y litigios judiciales al respecto.

En este sentido, el senador socialista Franciso Arnau explicó que la utilización del correo electrónico puede ocasionar la colisión del derecho a la intimidad de los trabajadores con otros derechos de los empresarios. En su opinión, ya existe abundante jurisprudencia que facilitaría la elaboración de una norma sobre su utilización para incorporarla posteriormente al Estatuto de los Trabajadores.

Las sentencias dictadas por los tribunales son muy variopintas, ya que abordan desde el despido de trabajadores por utilización indebida del correo electrónico, hasta el control indebido de los mensajes por parte del empresario, añadió este parlamentario.

Una del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, a su juicio muy significativa, otorgó eficacia jurídica a la dimisión de un trabajador, con contrato de alta dirección, que fue emitida a través del correo electrónico. Arnau insistió también en que debe dotarse de las máximas garantías de seguridad a la emisión de correos electrónicos para evitar, por ejemplo, la suplantación de sus autores o su manipulación fraudulenta.

La iniciativa del PSOE instaba al Gobierno "a regular la dotación de validez y eficacia jurídicas a las comunicaciones entre empresarios y trabajadores y entre sus representantes realizadas mediante correo electrónico, determinando las condiciones necesarias a fin de garantizar la autoría y recepción real de los mensajes".

En segundo término, la moción pedía al Ejecutivo que regulara "los límites del control empresarial del correo electrónico de los trabajadores, cuando sea proporcionado por la empresa, garantizando los derechos a la intimidad personal y al secreto de las comunicaciones".