Cuestionario sobre plataformas de movilidad


Archivado en Noticias, ADSL

Telefónica recurre las restricciones contra su Internet rápido


Telefónica de España impugnó el viernes ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones las medias cautelares dictadas por la propia CMT sobre su plan de comercialización de Internet rápido (ADSL) para particulares. Estas medidas imponen rebajas de hasta un 63% en relación con la tarifa de 6.500 pesetas para profesionales y empresas, al objeto de abrir el servicio a la competencia. La empresa ha paralizado el despliegue de ADSL mayorista porque afirma que es una ruina darlo a 3.500 pesetas al mes.




Telefónica de España, la empresa del Grupo Telefónica que presta servicios de telefonía fija en 17 millones de hogares repartidos por todo el territorio nacional, vuelve a enfrentarse con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el órgano regulador del sector.

El pasado viernes, los servicios jurídicos de la empresa presentaron un escrito de impugnación en las oficinas de la CMT. En este documento argumentaban la improcedencia de las medidas cautelares establecidas por la propia Comisión, que preside José María Vázquez Quintana, sobre el plan de Telefónica de España para desplegar equipos de Internet rápido (conocido como ADSL) sobre las redes de acceso a los hogares de sus pequeños clientes.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones había dictado la pasada semana unas medidas cautelares que exigían a Telefónica de España rebajas de hasta el 63% en los precios de sus servicios de ADSL mayorista. Dichas rebajas debían fijarse en relación a las tarifas de los servicios de Internet rápido que el propio Grupo Telefónica presta a través de Terra y Telefónica Data para el mercado mayorista.

La CMT impone estos descuentos al objeto de que el servicio ADSL para particulares se abra a la competencia; los rivales de Telefónica en servicios fijos han conseguido que el regulador les asegure márgenes por encima del 47% en su negocio Internet rápido prestado sobre las redes de acceso al bucle local propiedad de la empresa que preside César Alierta.

La aplicación de las tarifas que plantea la CMT hacen que los servicios de ADSL que el Grupo Telefónica presta para sus clientes empresariales tengan una tarifa de 6.500 pesetas (39,06 euros) para su versión más económica, Estándar, mientras que en su versión mayorista se vea reducida a 3.445 pesetas (20,70 euros). Los descuentos son incluso superiores para las modalidades de servicio más completas, Class y Premium, alcanzando la rebaja en este último el 63%.

En estas condiciones, afirman fuentes cercanas a la operadora, el despliegue masivo de facilidades de Internet rápido entre los usuarios particulares de teléfono "es una auténtica ruina". Conforme a este criterio, Telefónica de España ha decidido paralizar su plan de extensión de ADSL para particulares y asegura que no volverá a ponerla en marcha en tanto no consiga que las condiciones tarifarias impuestas por la CMT no sean revisadas. Las mismas fuentes recuerdan que ya existen precedentes de revisión de las decisiones de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones en la rebaja de las tarifas de fijo a móvil.

Reproducido de Cinco Dias

pdfprintpmail