Archivado en Noticias, ADSL

La CMT rebaja las exigencias de precios a Telefónica


La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), el órgano regulador del sector, suavizó ayer sensiblemente las exigencias que había impuesto a Telefónica en materia de precios en el proyecto de ADSL de la compañía.




Hace dos semanas, y a pesar de no haber consenso unánime en su consejo, la CMT decidió establecer un estricto marco de precios para el ADSL, una tecnología que Telefónica quiere utilizar para lanzar servicios multimedia a través de la línea de teléfono básica.

El esquema de tarifas obligaba a Telefónica a garantizar siempre un margen económico a sus competidores, de manera que si Telefónica lanzaba el servicio de ADSL minorista a un determinado precio, el alquiler mayorista de la red (para que otros operadores puedan dar a su vez servicio minorista) debía estar siempre un porcentaje por debajo.

Estos porcentajes oscilaban entre un 47% y un 63%, cifras que Telefónica consideraba desorbitadas, por lo que presentó un recurso de reposición. En el consejo de la CMT de ayer, el regulador, esta vez por unanimidad, decidió dar marcha atrás parcialmente, y aceptar parte de las alegaciones de Telefónica, que estaba dispuesta a no seguir adelante con su oferta minorista si se mantenían las exigencias iniciales de la CMT, y que ahora consigue mejoras más o menos considerables.

Por ejemplo, si Telefónica lanza el servicio con el modelo estándar, a 39,6 euros (6.500 pesetas), deberá dar servicio mayorista a 22,6 euros (3.770 pesetas), es decir, un 43% más barato. El esquema inicial contemplaba una rebaja del 47%, hasta 20,7 euros. Si Telefónica lanza un ADSL en la modalidad Class a 74,98 euros, deberá dar líneas mayoristas a 45 euros, frente a los 35,23 euros que proponía la CMT.

Si la oferta es Premium, a 150,57 euros, deberá dar líneas mayoristas a 90 euros, frente a los 55,7 euros iniciales. En este último caso, las exigencias se reducen hasta en un tercio. Frente al márgen del 63% que debía dar antes Telefónica a sus competidores, ahora sólo deberá dar un 40%.

En cualquier caso, los nuevos precios son peores para Telefónica que los que hay en estos momentos. Ahora, Telefónica cobra como mayorista 24 euros, 55,17 euros y 113,4 euros por el Estándar, Class y Premium, respectivamente. La revisión de la CMT se produce a raíz de la división existente en el consejo, que también ha hecho que se aplace a otro día la aprobación de la última oferta de interconexión de la compañía, como adelantó EXPANSIÓN el miércoles.

Reproducido de Expansión

pdfprintpmail