Archivado en Noticias, Acceso

Miles de jubilados pierden el abono social del teléfono al subir su pensión mínima


Miles de pensionistas beneficiados por el «abono social» de Telefónica están perdiendo esta prestación al sobrepasar su pensión el Salario Mínimo Interprofesional, que es el tope fijado por el Gobierno. Primero se vieron perjudicados los jubilados mayores de 65 años con cónyuge a cargo y entre el año pasado y este se están viendo afectados también los pensionistas con incapacidad permanente total y cónyuge a cargo.




Desde hace años Telefónica está obligada a conceder el abono social a todos los pensionistas cuya pensión no supere el Salario Mínimo Interprofesional. Ese abono social financia el 95% de la cuota mensual de abono a Telefónica y el 70% de la cuota de alta inicial.

El problema es que en los últimos años algunas pensiones han subido más que este salario y lo han sobrepasado, de manera que Telefónica, aplicando rigurosamente la ley, ha ido retirando su bonificación a quienes están en esta situación. No lo hace de forma automática, porque las revisiones del abono se hacen cada dos años aproximadamente, pero como mucho les deja ese margen de tiempo.

En el año 2002 ya se vieron afectados quienes percibían una pensión mínima de jubilación con cónyuge a cargo, lo que mereció la protesta del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica. Y en el año 2004 y 2005, lejos de solucionarse el problema, se ha agravado, afectando también a los jubilados por incapacidad permanente total con cónyuge a cargo.

La revisión de sus pensiones en el año 2004 elevó a 484,89 euros su percepción mensual, cuando el Salario Mínimo Interprofesional se quedó en 460,50 euros mensuales. Eso significa que sobrepasan en 24 euros el mínimo fijado y Telefónica les va retirando la bonificación a medida que va llegando el momento de hacer la revisión bianual a la que antes nos hemos referido. Levante-EMV tiene en su poder, por ejemplo, la documentación de un jubilado al que le retiraron el abono social el pasado 14 de diciembre en base a los datos de 1 de enero de 2004.

Para este año el salario mínimo ha sufrido un fuerte empuje (4,5%) y se ha colocado en 513 euros mensuales, pero estos pensionistas han mejorado aún más su mensualidad y se han situado en 524,01 euros, de manera que seguirán sin cumplir los requisitos y estarán fuera de la prestación.

Reproducido de Levante, El Mercantil Valenciano

pdfprintpmail