Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Los trabajadores de la CMT se oponen a la destitución de su presidente


El comité de empresa de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) criticó ayer al Ministerio de Industria por estudiar la destitución de su presidente, Carlos Bustelo, ante el incumplimiento del decreto que aprobó el traslado del órgano regulador de Madrid a Barcelona. Ángel Jiménez Anguita, portavoz del comité, asegura que Industria no tiene ningún motivo para destituir a Bustelo y aboga por recurrir el decreto que establece el traslado, al considerar el texto "ilegal".




Fuentes próximas a Industria aseguraron el viernes que el ministerio estudia destituir a Bustelo ante el incumplimiento del real decreto aprobado por el Gobierno el pasado 30 de diciembre.

La CMT aprobó el jueves una resolución que da vía libre al traslado de la sede a Barcelona, pero manteniendo en Madrid el grueso de sus dependencias. Industria interpreta esto como una posibilidad de que el traslado sea sólo formal, por lo que se plantea la destitución del consejo.

Compromiso electoral

El portavoz del comité de empresa de la CMT argumenta que las obligaciones de la Comisión se limitan a la regulación del mercado de las telecomunicaciones, y "no a cumplir con los deseos de un ministerio o de un partido". El traslado de la sede de la CMT a Barcelona responde al compromiso electoral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de descentralizar las sedes de algunos organismos públicos y ubicarlas en varias comunidades autónomas. Esa decisión ha sido duramente criticada por Bustelo, que ha llegado a calificarla de "deportación" porque "no hay razones funcionales o administrativas, sólo políticas".

Industria recuerda que la CMT es un órgano independiente, pero que está adscrito al ministerio. Jiménez Anguita interpreta que la decisión del Gobierno supone una "intromisión" en la potestad de la CMT de decidir sobre su organización y estructura de personal, pues se verá obligada a prescindir de trabajadores que rechazarán el traslado voluntario a
Barcelona.

E Pais

pdfprintpmail