Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Las compañías de móviles rechazan la rebaja de precios que pide Montilla


Las aguas bajan revueltas en las operadoras de telefonía móvil, tras conocer las intenciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para inducir una rebaja de las tarifas que cobran a sus clientes para adaptarlas a la media europea, reducir el impacto de las telecomunicaciones en el Índice de Precios al Consumo (IPC) y de paso mejorar la competitividad de la economía, uno de los ejes sobre los que gira la política del Gobierno.




A. P./MADRID/ ABC

Dado que las tarifas finales se encuentran liberalizadas, la capacidad de actuación de Industria se ciñe a recortar nuevamente los precios de interconexión, tal y como ya sucedió en octubre de 2004. Entonces la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el órgano regulador adscrito a Industria, acordó una reducción del 12% en los precios de terminación de las llamadas en las redes de Telefónica Móviles, del 10,5% en las de Vodafone y del 15,5 en las de Amena. Estas rebajas, ligadas a los costes de las compañías, no llegaron a trasladarse finalmente a la factura mensual del abonado.

Otra de las opciones que Industria baraja para incentivar la caída de los precios es activar la presencia de los llamados operadores móviles virtuales (aquellos que no disponen de redes propias), actividad muy extendida en Europa y regulada en España a través de una orden ministerial de 14 de marzo de 2002. Hasta la fecha sólo dos operadoras, BT y Tele 2, han solicitado la licencia A2 que permite ofrecer este tipo de servicios. Lejos de introducir más competencia, la citada orden ha tenido un efecto contrario porque no obliga a las compañías de telefonía móvil a alquilar sus redes al operador entrante sin acuerdo previo entre las partes.

Por esta razón, Telefónica, Vodafone y Amena no han abierto sus puertas a la competencia, que en el mercado comunitario se dirige a nichos de negocio específicos. En orden a romper esta dinámica, el ministerio podría introducir modificaciones para establecer un nuevo marco que favorezca la entrada de este tipo de operadores.

Otra arma sutil en poder de Industria para «convencer» a las operadoras sobre la necesidad de recortar precios es el espectro radioeléctrico que en enero de 2004 dejó libre Moviline, la marca que utilizaba Telefónica Móviles para prestar servicio de telefonía móvil automática en su modalidad analógica. Las negociaciones para asignar este espectro de 900 Mghz entre las tres operadoras se encuentran muy avanzadas y podrían concluir en las próximas semanas, según informan fuentes del sector.

Frente a estas opciones de la Administración, las compañías esgrimen que la reducción en términos reales de los precios de los servicios móviles de voz ha sido superior al 31% entre enero de 2000 y diciembre de 2003. De igual forma precisan que las telecomunicaciones y, en especial la telefonía móvil, ha sido el único sector que ha contribuido a la contención de la inflación (-9,5%) durante el período citado, y que en España tanto el precio del minuto facturado como la factura mínima (19 euros) se sitúa en el promedio europeo.

Finalmente y tomando datos de la propia CMT, concluyen que el precio de los servicios móviles en España se ha reducido un 14,9% en los últimos cuatro años.

pdfprintpmail