Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

La CMT desafía a Industria con una denuncia ante el Supremo


Cree que el Ministerio ha invadido sus competencias en numeración




F. Ruiz Antón La Gaceta de los Negocios

Madrid. El cambio de presidente en la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), aunque ha sido muy bien acogido por los consejeros y trabajadores de ese organismo, no parece que pueda apagar los conflictos de competencias que mantiene con el Ministerio de Industria.

El consejo de la CMT celebrado esta semana, adelantado al miércoles, el primero bajo la presidencia de Reinaldo Rodríguez Illera, acordó presentar un recurso de reposición ante el Tribunal Supremo contra la secretaría de Estado de Telecomunicaciones, organismo dependiente del Ministerio de Industria, por un conflicto de competencias.

En concreto el consejo de la CMT acordó, con el voto en contra de su nuevo presidente, ordenar a sus servicios jurídicos la presentación de un recurso de reposición contencioso administrativo contra la derogación presunta del requerimiento de anulación formulado por la CMT contra un amplio número de artículos del Real Decreto de 10 de diciembre de 2004 por el que se aprobaba el Reglamento de Mercado de Comunicaciones Electrónicas, Acceso a Redes y Numeración. El recurso de la CMT también exige la derogación de los apartados 5.4 y 10.1 del Plan Nacional de Numeración Telefónica que se incluye como anexo del Real Decreto citado con anterioridad.

Detrás de toda ese cúmulo de términos técnicos, lo que se esconde es una dura pugna entre la CMT y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones por gestionar la numeración, es decir los números que se asignan a una compañía y que se pasan a los clientes o el rango de números que se asignan a cada tipo de telefonía. Por ejemplo, los teléfonos fijos empiezan por “9”, mientras que los móviles lo hacen por “6”.

La última chispa que ha provocado la decisión de la Comisión de las Telecomunicaciones de presentar el recurso ante el Tribunal Supremo ha sido la gestión de la numeración telefónica para los servicios de voz sobre IP, es decir, la telefonía que discurre por Internet y que hará posible que no sean necesarias centrales o que un operador pueda dar servicio sin redes de acceso propias.

La decisión del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, de gestionar desde su organismo la numeración de este incipiente servicio no sentó nada bien en la CMT que ya expresó su disconformidad remitiendo un escrito cuando estaba bajo la presidencia de Carlos Bustelo.

La Ley General de Telecomunicaciones establece que la numeración la gestiona la CMT, pero el Ministerio de Industria recuperó esas competencias con el decreto citado. El regulador pidió la anulación de ese decreto y ante la negativa de Industria ha optado por acudir al Supremo que dictará sentencia al respecto.

pdfprintpmail