Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en Noticias, Acceso

No sea muy rápido al elegir ADSL


Las ofertas de acceso a Internet de alta velocidad son numerosas y variadas. A la hora de elegir, no se deje llevar sólo por el precio. Conviene mirar aspectos como la velocidad, la cobertura y los incentivos añadidos, como llamadas o televisión




PATRICIA PÉREZ ZARAGOZA/ Las Provincias.-- El ADSL ha dejado de ser un extraño para casi un 10% de la población española. Estas siglas, que definen una tecnología que da acceso a internet a alta velocidad, poco a poco va cobrando vida propia en los hogares españoles. Sólo en lo que va de año, más de un millón de nuevos usuarios se han visto persuadidos por la magia de esta tecnología. En total, ya son cerca de cuatro millones y medio las líneas de banda ancha que hay instaladas en España, según datos de la Asociación de Internautas. Sólo en tres años, los usuarios de ADSL se han cuadruplicado, lo que supera las expectativas más optimistas.

Desde que se puso en marcha, en torno al año 2000, los avances que se han llevado a cabo han sido espectaculares. A principios de siglo, una compañía podía tardar más de seis meses en dar de alta una línea de ADSL, con una velocidad de 256 o 127 k de bajada y a un precio que podía rondar las 10.000 pesetas de entonces. Hoy, aunque todavía debe mejorar el servicio, las entidades ofrecen líneas en unas tres semanas, con una velocidad superior a 1 mega, desde 25 euros al mes, de media. La paulatina subida de la velocidad de acceso, los múltiples paquetes que lanzan las distintas compañías, con ofertas de televisión y telefonía, y, sobre todo, la bajada de los precios, cada vez atraen más la atención de los internautas.

No dejarse llevar

Pese a todo, en España todavía hay mucho que avanzar. Abel Ayuso, director de ventas de la compañía tecnológica Sarenet, asegura que “los precios de la banda ancha han bajado bastante, aunque queda mucho terreno para equipararnos con otros países europeos. Además, las calidades de esta tecnología dejan todavía mucho que desear”, señala.

Ante la avalancha de ofertas a la que asistimos en la actualidad, es recomendable comparar y valorar nuestras necesidades antes de decantarnos por una oferta concreta. No conviene ser demasiado rápido al elegir ADSL. No dejarse llevar por el precio y vigilar la letra pequeña son sólo algunos consejos que hay que tener en cuenta. Para empezar, hay que tener claro que no siempre vale lo que cuente el amigo enterado.

No hay cobertura para todos

Antes de lanzarse a mirar ofertas y dejarse sorprender por los atractivos precios, lo primero que debe hacer el usuario es asegurarse de que en la dirección en la que desea instalar su línea de ADSL tiene cobertura. Juan Vindel, director de servicios de comunicación residenciales de Wanadoo, estima que en este aspecto se ha avanzado mucho en los últimos años, ya que operadores alternativos a Telefónica, el operador dominante, han ido desplegando red propia. “Esto nos permite lanzar productos innovadores a mejor precio”, añade. Pese a todo, todavía hay puntos negros que las compañías no pueden cubrir.

Para salir de dudas, algunas de estas compañías, como es el caso de Jazztel, cuentan con un buscador en su web que permite introducir el número de teléfono y la dirección de la residencia para comprobar si es una zona en la que pueden ofrecer el servicio.

Bajar los precios es uno de los avances más significativos que han llevado a cabo las empresas que suministran ADSL. Juan Vindel, de Wanadoo, afirma que el precio mensual por cada mega de descarga se ha dividido por 74 en 4 años. Hoy, se encuentran promociones, como las de Ono (en cable), Ya.com o Wanadoo, que ofrecen acceso desde unos 20 euros al mes.

Precios ajustados

A la hora de fijarse en el precio, el usuario debe tener en cuenta si deberá pagar el módem o cuota de alta y si la tarifa será ondulada, es decir, que sólo permitirá conectarse en determinados horarios. Algunas de las tarifas que aparentemente son más bajas, no lo son tanto si comienzan a sumarse “extras” necesarios, como los mencionados. Además, todas las promociones se presentan al consumidor sin aplicar el IVA, que es de un 16%.

Velocidad ¿de crucero?

Además de en el precio, en la actualidad las compañías están haciendo hincapié en la mayor velocidad de bajada de datos que ofrecen sus líneas de ADSL. En el mercado ya se pueden localizar promociones que ofrecen hasta la posibilidad de trabajar con 20 megas. Pese a todo, los expertos recomiendan no tomarse al pie de la letra estas cifras.

Un informe de la Asociación de Internautas demuestra que todas las firmas de internet incumplen la promesa de velocidad que publicitan. No se trata de casos aislado si no de un hábito extendido entre todas. “Algunas firmas ni siquiera cumplen con las normas de la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), que les obliga a garantizar al menos el 10% de la velocidad que anuncian”, comenta Abel Ayuso, de Sarenet.


pdfprintpmail