Archivado en Noticias, operadoras

CMT prohíbe a Telefónica comercializar tres productos, por ser prácticas contrarias a la competencia


La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha prohibido a Telefónica de España comercializar los productos Línea Prepago, Línea Libre y Línea Internet, en los que se vende de forma conjunta el abono mensual a la línea telefónica fija y un cierto número de minutos de llamadas telefónicas, al considerarlos prácticas contrarias a la libre competencia.




Según explicó hoy la Asociación de Empresas Operadorasy de Servicios de Telecomunicaciones (Astel) en un comunicado, la CMT ha ordenado a Telefónica el cese de la comercialización de estos productos con 'carácter urgente', en los dos días siguientes a la recepción de la notificación.

La resolución de la CMT, que es consecuencia de la denuncia presentada por Astel y los operadores Tele2 y Wanadoo, indica que 'la vinculación del acceso con los servicios telefónicos fijos, en los casos analizados, provoca efectos anticompetitivos en tanto que cierran el mercado, suponiendo un empaquetamiento ilícito'.

Para la CMT, dicho cierre del mercado a los operadores alternativos implicaría 'la consiguiente desaparición de operadores de tráfico telefónico y por tanto de ofertas y posibilidad de elección para el consumidor, así como de las fuerzas competitivas que disciplinan el comportamiento del operador dominante en los servicios de tráfico telefónico'.

Astel mostró su satisfacción por la resolución, aunque consideró que 'llega demasiado tarde'. Asimismo, los operadores alternativos agrupados en Astel calificaron como positiva la media, si bien señalaron que la misma se ha producido más de seis meses después de las denuncias iniciales, durante los que Telefónica de España ha captado clientes y obtenido beneficios sobre la base de estas ofertas anticompetitivas.

Según el grupo, esta situación se tendría que haber atajado 'con medidas cautelares inmediatas', ante 'la apariencia clara de ilegalidad que existía desde el principio', como lo solicitaron los denunciantes en el mes de junio, 'sin que se atendiera su petición'.

'Ahora la paralización de estas ofertas no produce por sí sola una vuelta inmediata a la situación inicial, permitiendo a Telefónica retener beneficios y clientes obtenidos por medios ilícitos', aseveró Astel.

Terra Actualidad - Europa Press



pdfprintpmail