Guia práctica para hacer compras en internet


SEGÚN FUENTES MINISTERIALES

El término 'hacker' aparece en el proyecto de reforma penal de manera 'coloquial'


El proyecto de reforma del Código Penal, recién llegado al Congreso para su debate, incluye en la exposición de motivos el término 'hacker' para explicar la posible ampliación del delito de revelación de secretos.




PABLO ROMERO MADRID- El Mundo.es No obstante, fuentes del Ministerio de Justicia (institución responsable de la redacción del proyecto) aseguran que texto del proyecto de reforma del Código Penal no trata de identificar a los 'hackers' como delincuentes, sino que el término aparece "como mensaje coloquial, para que sea fácilmente comprendido, sin más".

Consultadas por el Navegante, las mismas fuentes han aclarado que "la exposición de motivos del proyecto emplea este neologismo para referirse, por supuesto, no a los expertos en tecnologías de la información, sino a quienes se dedican ocasional o constantemente a descifrar claves para ingresar a lugares prohibidos y tener acceso a información indebida".

Las mismas fuentes explicaron que el hecho de que ni la Decisión Marco de la UE ni el texto del articulado incluyen este término porque en la legislación penal "no se identifica a los autores de un delito por un nombre, sino por las conductas que cometen". De esta manera, recordaron, en la legislación penal "no se recogen los términos 'ladrones', ni 'piratas', ni 'violadores' y, evidentemente, sí las conductas que éstos cometen".

¿Criminalización de todo acceso?

La parte de la exposición de motivos del texto de reforma del Código Penal que incluye el término 'hackers' es la que explica la inclusión de un nuevo apartado en el artículo 197 del Código Penal, por el que se prevé castigo de seis meses a dos años de cárcel para "quien por cualquier método o procedimiento y vulnerando las medidas de seguridad para impedirlo, accediera sin autorización a datos o programas informáticos contenidos en un sistema informático".

El abogado Carlos Sánchez Almeida
planteó
la cuestión de "la conveniencia o no de la criminalización definitiva de todo tipo de acceso, con independencia de su objetivo".

Las fuentes ministeriales han puntualizado que "en Derecho Penal se definen las conductas de un modo genérico y no entra a explicar qué cosas entran y cuáles quedan fuera en cada delito". De esta manera, si una conducta no lesiona el bien jurídico protegido (en este caso, la intimidad), sino que además lo protege, ésta no sería delictiva (sería 'atípica).

En cualquier caso, las mismas fuentes han precisado que "el proyecto ha de pasar aún toda la tramitación parlamentaria y, por supuesto, recibirá enmiendas de los distintos grupos parlamentarios".


pdfprintpmail