Stop censura


Archivado en Mundo Internauta

OPINIÓN DE VÍCTOR DOMINGO

No merecemos un gobierno que nos miente


Espero que Rubalcaba no me exija derechos de autor por titular este artículo con una célebre frase suya. Pero es que no encuentro otra mejor para describir las sensaciones que tenemos muchos internautas españoles cuando escuchamos lo que la semana pasada afirmaron algunos de nuestros gobernantes en cuestiones que nos afectan de primera mano.




La primera guinda la puso Ángeles González-Sinde, ministra de Cultura, que para justificar el arbitrario, indiscriminado e injusto canon digital afirmó que "Mozart vivía en la miseria por no tener derechos de autor", olvidando que el magistral autor cobraba sus encargos muy generosamente, pero que su nivel de gastos era muy superior al de sus ingresos. Debe de ser que este sencillo concepto de economía básica, es de difícil comprensión para una persona que, por obra y gracia del presidente del Gobierno, ha pasado de vivir de las subvenciones a repartirlas.


La segunda guinda la pusieron, Miguel Sebastián, ministro de Industria y Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, que contra viento y marea se empeñaron en negar todos los informes nacionales e internacionales que muestran la banda ancha española como una de las más caras y lentas de Europa. Pensando quizás que los internautas españoles que pagamos la factura mensual del ADSL y el cable, somos completos idiotas que no sabemos lo que valen las cosas en España y lo que valen fuera.

Y la última guinda la puso Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, que convocó una rueda de prensa de urgencia el pasado sábado para hablar sobre Sitel. Y lejos de tranquilizarnos y aclarar con argumentos y datos sobre este grave asunto que inquieta a muchos ciudadanos ante la falta de garantías de que este a salvo nuestra privacidad. Negó la mayor y aseguró que Sitel está regulado por ley orgánica, precisamente por no ser así, este escándalo alarma a la opinión pública.

Opinión de Víctor Domingo en La Gaceta.

pdfprintpmail