Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Internet, el gran enemigo para una veintena de Estados


Reporteros sin Fronteras ha elaborado una lista de 45 países que controlan total o parcialmente el acceso a Internet





La organización internacional ha calificado a 20 de estos países como auténticos enemigos de este nuevo medio. En esta "lista negra", el único país hispanoamericano que aparece es Cuba, con el régimen de Fidel Castro. Los internautas que lo deseen pueden protestar contra estas políticas represivas a través de la web. La organización independiente francesa, Reporteros sin Fronteras ha emitido un informe en donde asegura que 45 países controlan el acceso a Internet. La organización califica a 20 Estados como enemigos ya que censuran la Red por la difusión de "ideas subversivas".

Según el informe, algunos regímenes impiden completamente a sus ciudadanos el acceso a Internet. "Otros gobiernos controlan los proveedores de acceso y han instalado sistemas de filtro que bloquean los sitios considerados indeseables, o bien obligan a los usuarios a inscribirse en un registro de la Administración".

Internet, según RSF, plantea a los regímenes autoritarios la dualidad entre que cualquier ciudadano disfrute de una libertad de palabra sin precedentes en esos sistemas políticos, lo cual representa una amenaza para ellos; y que la Red representa un factor de desarrollo económico gracias al intercambio de información técnica y científica.

Los países que son considerados enemigos de Internet son: Arabia Saudí, Bioelorrusia, Corea del Norte, Cuba, China, Irak, Irán, Libia, Myanmar, Sierra Leona, Siria, Sudán, Túnez, Vietnam y seis países de las regiones del Cáucaso y Asia central (Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán).

Cuba es el único estado represivo en Iberoamérica

Las denuncias sobre la censura de Internet en Cuba superan lo afirmado por Reporteros sin Fronteras. Periodistas y organizaciones independientes aseguran que los poderes públicos controlan completamente Internet. "En la red nacional no se difunde ninguna opinión libre. Diez agencias de prensa independientes e ilegales, como Cubanet, o Cuba Free Press, transmiten sus informaciones por teléfono a organizaciones instaladas en Miami para que éstas las publiquen en sus páginas web".

El periodista Pablo Alfonso del Nuevo Herald de Miami afirma que el régimen ha impuesto obstáculos legales ampliamente difundidos, además de restringir el acceso sólo al ámbito diplomático, dirigentes políticos, algunos intelectuales y periodistas. Los límites de Castro no alcanzan a tocar a extranjeros y empresas foráneas que tienen sus servidores instalados fuera de Cuba.

Las conexiones en el país sirven sólo con una dirección de IP que filtra toda la información y bloquea sitios web. "Esto es lo que sucede, por ejemplo, con muchas de las páginas electrónicas de la oposición y de la prensa independiente que se publican en el exterior".

Para poder ver estos portales en Cuba hay que usar un enlace a través de otro sitio en la web. Si los internautas quieren expresarse en contra de esta censura, el diario El Clarín de Argentina ha dispuesto una página para quienes quieran manifestar sus opiniones.

Algunos ejemplos ilustran la represión estatal de la Red

El New York Times ha denunciado en repetidas ocasiones la represión del gobierno chino en el uso de Internet. Allí existe un Consejo Estatal de Información que vigila todas las informaciones publicadas para así poder mantener alejados de la población a los disidentes y "rebeldes" del sistema comunista.

Arabia Saudi empezó a tener hace dos años acceso público a Internet a través de proveedores locales. Según Human Rights Watch, esto se hizo con la promesa de implementar un plan más ambicioso que pudiera bloquear los datos "indeseables". El uso en este país, al igual que en el resto de los regímenes islámicos calificados como enemigos, ha estado restringido al Estado, para servicios académicos, médicos y centros de investigación, todo determinado por un comité que decide qué es inmoral y hace daño a la cultura.

En Corea del Norte e Irak no hay ningún acceso a Internet. La única información que recibe la población es la emitida por los aparatos de propaganda estatales. Algunos sitios oficiales han optado por instalarse en servidores de otros países. En Túnez está bloqueado de todos los servidores el portal de la organización Amnistía Internacional para evitar que la gente conozca las sistemáticas violaciones de derechos humanos por parte del gobierno.

B Reporteros sin Fronteras ha invitado a las autoridades de estos países a que supriman el monopolio de acceso a la Red, no bloqueen ningún sitio web y respeten la privacidad de la información que se mueve en el ciberespacio.

Reproducido de ibrujula

pdfprintpmail