Noticias - 24/Mayo/99

LOGO

  
La OCU no secundará la huelga

En un escrito remitido a nuestro Presidente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se desmarca de la convocatoria de protesta prevista para el próximo 6 de junio.

Entre sus argumentaciones, la OCU considera "inusual" el recurso de huelga (protesta según nosotros a pesar de que "históricamente" se utilice ese término) y considera   "obstáculos" los puntos 2 y 3 de la convocatoria.

Respecto al punto 2 nos gustaría recordar a la OCU que la CE está investigando el acuerdo entre el Gobierno y Telefónica sobre el ADSL.

En cuanto al tercero, a falta de una auditoría fiable que lo determine, recordemos que numerosos estudios avalan la teoría del coste prácticamente cero de las comunicaciones metropolitas una vez amortizada la inversión en infraestructuras.

Estimado Sr. Domingo:

De acuerdo con lo tratado en nuestra reunión del pasado día 12 de mayo, una vez examinada la documentación que nos facilito la Asociación de Internautas, y sopesada la oportunidad y conveniencia para nuestra organización de la convocatoria de la huelga del próximo 6 de junio, tengo que comunicarle que la OCU no se va a sumar a esta iniciativa.

Como tuvimos ocasión de explicarle en nuestra reunión, la OCU nunca ha inscrito en su línea de actuación el recurso a la huelga, lo cual no excluye la consideración individualizada de cada situación, para no descartar (si fuese necesario) tal posibilidad. Por otra parte, encontramos que los puntos 2 y 3 del manifiesto de convocatoria suponen obstáculos que imposibilitan por nuestra parte la consideración del posible e inusual (al menos para la OCU) recurso a la huelga:

Punto 2: sobre las dudas acerca de la posición dominante de Telefónica en la implantación de la tecnología ADSL. Estas dudas están por despejar, y aunque compartimos el interés y preocupación de los convocantes con que se asegure la instalación de los equipos de los demás operadores en las centrales de Telefónica, todavía no conocemos los términos en los que el Ministerio de Fomento permitiría el acceso de los competidores. Solo podríamos aceptar una implicación mas activa en la protesta si contásemos con estos datos e intenciones por parte del Ministerio, lo cual no es el caso todavía. También habría que contar con que la Comisión Europea no autorizaría que un nuevo servicio comenzase desde el monopolio, cuando esta en marcha un proceso de liberalización en el que aun esta pendiente la liberalización de las llamadas metropolitanas.

Punto 3: el coste real de las llamadas metropolitanas. En este punto se asegura que la llamada metropolitana no representa un consumo ni tiene un coste real significativo para la operadora telefónica. La OCU ni desmiente ni respalda esta afirmación. No tenemos las cifras de Telefónica (o de Fomento) sobre la subvención cruzada del coste de las llamadas que tan a menudo se ha esgrimido para justificar la subida de las llamadas metropolitanas y la bajada de las demás. Hemos manifestado en numerosas ocasiones nuestra protesta por la opacidad existente sobre este particular. Pero, a pesar de la desconfianza que esta situación origina, no podemos tampoco mantener esta afirmación de los convocantes si no se han practicado en nuestro país las auditorias que demuestren (o desmientan) tal extremo.

Consideramos que, a pesar de nuestra no participación en la huelga, otros procedimientos de persuasión y dialogo con Telefónica y Fomento están dando poco a poco resultados útiles para el consumidor (piénsese en la devolución del importe de llamadas fallidas a Infovia), y en ellos vamos a continuar y profundizar. Estos resultados son consecuentes con las inquietudes de su asociación, cuyos fines de calidad, transparencia, universalidad y economía del acceso a Internet compartimos y para cuya consecución le deseamos el mayor de los éxitos.

Cordialmente,

Miguel Martínez Tomey
Relaciones Externas
Organización de Consumidores y Usuarios